miércoles, 24 de septiembre de 2014

Los mejores langostinos del mundo

Sí, así es, queridos amigos. Si quieren degustar los langostinos más sabrosos y de tamaño de récord, hay un lugar que les espera: Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Seguro que el manjar del langostino siempre lo habían asociado a esta bella localidad, pero es que además es en Casa Bigote donde dicho producto alcanza el placer sublime. Podrán comprobar que todos los consejos de los lugareños tienen el mismo destino, y no es otro que Casa Bigote ¡¡Y pensar que todo empezó hace ya más de 60 años para despachar manzanilla y en la joya gastronómica en la que se ha convertido en la actualidad!!






El lugar, precioso donde los haya, puesto que se ubica  en el famoso Bajo de Guía, en la desembocadura del Guadalquivir, frente el coto de Doñana. Quizás, el exterior con más encanto que los propios comedores, si bien todo ello responde a que han tratado de ser fieles a la tradición. Algo que igualmente lo demuestran en la cocina, ya que el protagonista único y exclusivo del filme gastronómico es, sin duda, la materia prima; se basan en la amplia gama de pescados y mariscos, que les brinda la extraordinaria zona geográfica en la que se hallan, supeditándose, eso sí, a factores como la temporada propia de cada especie o a las condiciones climatológicas. De hecho, es tal el culto al producto, que, incluso, van cantando en el propio restaurante de viva voz, el último ejemplar más fresco que les acaba de llegar de la lonja. Lujo.








Y como no podía ser de otra manera, como mandan los cánones, el comienzo fue a base de unos espectaculares langostinos de Sanlúcar de Barrameda. Les advierto que el testimonio gráfico no hace justicia al tamaño de dicho marisco, porque su tamaño era de bigotes ¿De ahí el nombre de Casa Bigote? Y no sólo el tamaño, el sabor. Tuve la sensación de que era la primera vez que degustaba un langostino de verdad. Pruébenlo y cuéntenme.




Vayamos con los otros dos platos. En primer lugar, calamar a la plancha con salteado de arroz y setas. Probablemente demasiados ingredientes, unido a otro problema: mala conjunción de estos. El resultado fue que a uno le quedaba la sensación amarga de que se enfrentaba a un plato combinado un tanto desordenado y eso... 






En el apartado del pescado optamos por una recomendación de la casa: urta a la espalda. Debo confesarles mi desconocimiento acerca de dicho pescado. Luego supe que se trataba de un pez de la familia de los pargos, similar a la mojarra y al sargo, frecuente en la costa gaditana. Una vez degustado, no pongo en entredicho su calidad, pero la salsa a base de manzanilla enmascara el sabor y dificultaba su ingesta.





Finalmente, los postres. Por un lado, las bizcotelas. Ricas y originales. Pequeños bizcochos con almendras recubiertos de azúcar glas, que además resultaban ligeros. Buen postre.













Por último, un clásico de nuestras cocinas: tocinillos de cielo. Con agua, azúcar y yema de huevo, ya tenemos al alcance de nuestro paladar este manjar. Tan sencillo y tan difícil ¿Y saben qué este es uno de los dulces fetiches de Cádiz? Doy fe que lo demostraron con creces.










Vivan, disfruten y gocen de la magia del auténtico langostino en Casa Bigote.



Última visita: 30/08/14

Calle Pórtico Bajo de Guía, 10,
11540 Sanlúcar de Barrameda, Cádiz


956 36 26 96


P.D. Por cierto, ya disponen de una nueva encuesta a su disposición. Anímense y voten. Gracias anticipadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada