martes, 26 de marzo de 2013

Sobria cocina riojana


¡¡Hoy nos vamos a Logroño, chicos!! Buena elección, ¿verdad? Tierra de vinos por excelencia, pero donde el buen comer tampoco le va a la zaga. Ciertamente, a uno cada vez que visita dicha ciudad se le aviva el espíritu, al ver la alegría y el gran ambiente que se vive en sus calles. Digno de ejemplo, la verdad. Ejemplo gastronómico también el lugar donde tuvimos la oportunidad de degustar la rica y amplia gastronomía riojana: Asador Herventia. Se trata de un restaurante ubicado en el mismo centro de la ciudad, en la calle principal (tiene la entrada por la calle Portales) con decoración minimalista, con muros de piedra, columnas de hierro fundido que soportan vigas de madera conformando el techo. Servicio de mesa mantelería, vajilla y cristalería más que correctos y de calidad.






No obstante, su concepto es más amplio que el de un asador, puesto que el Asador Herventia brinda no únicamente la oferta que caracteriza a este tipo de restaurantes, sino que ofrece una carta más extensa y sofisticada basada en los mejores productos de temporada. A ello se une su gran variedad y cuidada selección de vinos que maridan perfectamente con su apreciada carta. Nosotros, como no podía ser de otra manera, además de saborear un buen caldo, dimos buena cuenta de un exquisito cordero, entre otros platos. Vayamos al detalle.









Comenzamos el festival con varios entrantes, muchos de ellos típicos riojanos, los cuales se sirvieron al centro, como mandan los cánones. El primero consistió en una tosta de pan artesano con jamón ibérico, tomate natural y aceite de aberquina. Se puede decir que correcto sin más, incluso el jamón de sabor, bastante mediocre.













El siguiente entrante, entre el gusto y placer que tuvimos de degustar, fue, sin duda, el mejor de todos ellos. Unas magníficas, suculentas y sabrosas croquetas variadas, tanto de chipirón como de jamón ibérico. Dominio en el arte de elaborar una bechamel fina, cuidada, delicada y exquisita. Y ese es el gran secreto de una buena croqueta. Sencillo, pero al mimo tiempo, realmente complicado.












Continuemos. El siguiente entrante más que propio de la tierra, es todo un símbolo gastronómico riojano: morcilla y choricillo a la brasa ¿O no les parece que es así? ambos espléndidos. Una morcilla de arroz con un pequeño toque picante, para darle un sabor algo más intenso y un chorizo suave, pero con sabor. Todo ello acompañado con unos pimientos rojos riojanos, que nunca deben de faltar. Son su orgullo regional, y con todo merecimiento, por cierto.






Último entrante. Momento de llanto gastronómico podríamos denominarlo. Jamás he comido unos gambones a la sal de tan pésima calidad. No había ser humano que pudiera separar la piel de la gamba, señal inequívoca de que eran unas piezas congeladas, pero además, con serios problemas en el proceso de cocción. Y esto último es aun más grave, dado que se tratan de nociones de primero de cocina, por lo que nos encontramos ante un grave contratiempo. Ya saben, manos a la obra y a subsanarlo. O bien, continuar con la materia prima de la tierra...










Y por fin, llegamos al plato estrella del día y de la región: cordero de leche asado al horno de leña, tanto con patatas panadera como patatas fritas y ensalada. Detalle a valorar que se ofrecieran ambos tipos de patata. Y sobre el cordero en sí, un servidor esperaba más. No me dio la sensación de encontrarme ante verdaderos profesionales en materia de asados, como era mi opinión previa. Es más, había trozos que rozaban la cocción. Grave también. Hay que ponerse las pilas.






Finalmente, los postres, los cuales fueron una grata sorpresa. Por un lado, el sorbete de limón al cava, y por otro, el arroz con leche al estilo asturiano. Este último fue verdaderamente un placer inesperado, y se lo cuenta un asturiano, que es mucho decir, siempre que se habla de este dulce. Pues bien, cumplieron más que a la perfección. Felicitaciones. 










Por tanto, no queda más que añadir que si optamos por la materia prima local acertaremos, si no...


Última visita: 23/03/13
Ver ubicación         

C/Portales 51 (Esquina Capitán Gallarza, 10)
26001 Logroño -La Rioja-. 
                              


941241334 / 685470150 

4 comentarios:

  1. realmente los gambones fueron un fracaso! pero de todos los platos me quedo con el cordero y el arroz con leche!

    ResponderEliminar
  2. Qué pasa? Sólo Idoia se atreve a comentar al comentarista? Pues yo me quedo con el sorbete. El escocés estaba tan dulce como una tarta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Bienvenidos más valientes!!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar