martes, 22 de enero de 2013

Maestro entre maestros

Hoy nos toca visitar a un cocinero de los clásicos de nuestra gastronomía: Daniel García. Él siempre ha demostrado lo mucho que le ha apasionado la cocina, porque además de ofrecer verdaderas exquisiteces emplatadas, siempre ha intentado adentrarnos en este apasionante mundo, gracias a sus magistrales clases en su prestigiosa aula de cocina. Pero y de sus restaurantes, ¿qué se puede decir? Todos excelentes: El Viejo Zortzi, Zortziko y Atea. Hoy nos vamos a centrar en el primero, dado que del resto ya tienen su debida y merecida reseña en el blog.






Del Viejo Zortzi hay que destacar, que es el precursor de todos ellos ¿Cómo se podía imaginar nuestro querido Daniel allá por 1981, cuando se fundó este local, lo que sucedería a continuación? Su estrella Michelín, su participación en numerosos programas de televisión y colaboraciones periódicas, tanto en medios de comunicación especializados en gastronomía, como en prensa genérica y programas de radio, sus enseñanzas gastronómicas... Un hombre sin límites. Y aún hay más: no sólo se trata de una cocina de prestigio, la cual se ha convertido ya en un referente, sino que la bodega es espectacular. Siempre a su disposición los vinos más novedosos y exclusivos.






 



Otra peculiaridad más a señalar: El Viejo Zortzi es gran amante de la cocina personalizada, de ahí que ofrezca multitud de menús ad hoc y los vaya modificando en función de la estación, con el fin de que los productos de temporada sean predominantes en dicho menú. Comenzamos el festín como mandan los cánones: con un aperitivo, tal como un chupito de gazpacho. Natural, natural. Bravo.









 

3 entrantes más. Primero, un excelente jamón ibérico cortado a cuchillo. Y lleva el nombre de excelente, porque así fue ¡¡Hay tanta diferencia entre un jamón de calidad y uno vulgar!! Y si a ello le añadimos el corte a cuchillo, ya tenemos la ecuación perfecta. Uno de los mayores crímenes que podemos cometer es cortar a máquina un jamón de calidad, y si no, pregunten a los grandes maestros jamoneros...














Para el segundo entrante, regresamos a la tierra del Viejo Zortzi ¿Teniendo el mar a un paso cómo negarse a productos, tales como unas sardinas del Cantábrico en aceite hecho en casa? Todo de aquí, local, sabroso, materia prima de primerísima calidad ¿Se puede pedir algo más?














Último entrante, y nuevamente vuelta al sur ¿Si el jamón fue exquisito a dónde dirigirnos para degustar unas gambas a la altura del ágape? Pues efectivamente, la ciudad qué debemos de visitar es Huelva. Así, pudimos saborear unas gambas de Huelva a la plancha, para quitarse el sombrero.



 
Vayamos ahora con los platos principales. El inicio fue soberbio, puesto que estamos hablando de una de las principales especialidades de Daniel: el risotto de hongos. Pocos tienen la destreza, aptitud y soltura que tiene nuestro chef en materia de arroces. Arroz suelto, ligero, jugoso con unos hongos sabrosísimos. De 10.








 
 Y como punto final antes de llegar a los postres, el pescado, pero con la constante originalidad que caracteriza a Daniel. Atún rojo muy muy poco hecho, estupendamente acompañado por unos pimientos caseros y deliciosas patatas. Una forma distinta de comer el atún, sin el riesgo de que llegue a quedar seco, como ocurre en muchas ocasiones.








Por último, la apoteosis. Los postres. Esta es la faceta en la que siempre le ha gustado adornarse a Daniel ¡¡Qué variedad de dulces, madre mía!! Helados de diversos sabores, mini-tarta de frutas, mousses... Todo precioso para la vista, dado su colorido, y lo que es más importante: rico, rico, rico...



Por mi parte, no tengo nada más que decirles. Simplemente que Daniel García es la comida que enseña.



Última visita: 25/07/12
Ver ubicación          

Calle Licenciado Poza , 54.
48013 Bilbao.
Vizcaya



944 419 249

2 comentarios:

  1. Acabo de comer, pero te aseguro que me pones esto delante y no dejo ni las migas. Un menú impresionante. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que sea de tu gusto, Clara. Un abrazo.

      Eliminar